Accesibilidad web en documentos electrónicos

  21 Enero 2015

Alicante, 21 de enero de 2015 - Para conseguir documentos accesibles tenemos que emplear en su desarrollo una serie de buenas prácticas basadas en las WCAG 2.0. Estas actuaciones serán comunes a todo tipo de documentos..

Accesibilidad web en documentos electrónicos

Pasamos a continuación a describir algunas de estas actuaciones y prácticas a utilizar antes de distribuir el documento:

  1. Proporcionar al documento un título significativo, que ayude al usuario a entender el contenido del mismo
    Colocar títulos significativos beneficia a todos, desde a los usuarios que utilizan lectores de pantalla y que escuchan ese título en primer lugar al abrir la página; al resto de usuarios que pueden diferenciar por el título el contenido de la diferentes páginas que pueden tener abiertas en un momento dado, o en su lista de favoritos, o en su historial de páginas visitadas; y a los robots de búsqueda, que utilizan ese título como referencia para indexarlas en los resultados de los buscadores.
  2. Dividir el documento en secciones para que sea más fácil de leer y comprender.
    Como en el punto anterior, cada sección deberá tener un título significativo. A ser posible descriptivo, breve y conciso.
  3. Especificar el idioma principal del documento .
    Al redactar un documento, éste tiene un idioma principal que hay que especificar. Puede que parte del mismo (un párrafo, una frase, un término) esté en otro idioma, por lo que debemos marcar también cada parte que esté en otro idioma.
  4. Utilizar colores que tengan suficiente diferencia de contraste entre ellos.
    Si la diferencia no es suficiente la información podría confundirse. Además, no debemos transmitir la información sólo mediante el color, esa información tiene que estar disponible de otra forma para que todos los usuarios puedan interpretar la información que se muestra.
  5. Utilizar una tipografía adecuada para que los textos sean más legibles.
    Nos referimos a utilizar fuentes sans-serif en su versión regular, con un tamaño mínimo de 12 a 14 puntos; a no redactar párrafos enteros en mayúsculas; y a no justificar los textos, ya que el espacio que queda entre las palabras no es homogéneo.
  6. Redactar los textos de manera comprensible.
    Se debe utilizar un lenguaje sencillo y directo, así como dividir el contenido en párrafos breves y con estructuras claras que destaquen la información principal y que distribuyan ordenadamente las distintas partes de los textos.
  7. Añadir textos alternativos para el contenido no textual.
    Debemos informar del propósito y utilidad de las imágenes incorporadas, excepto para los elementos gráficos decorativos. La descripción que hay que añadir deberá ser objetiva y dependerá de lo que quiera transmitir la imagen. Si es muy extensa podemos incluirla en un anexo.
  8. No simular elementos si ya existe uno que tiene esa función
    Utilizaremos las herramientas adecuadas de cada programa para marcar los diferentes elementos: encabezados, pies, listas, columnas, índices, referencias, tablas…

Una vez terminadas las actuaciones anteriores ya casi podríamos distribuir el documento. Sólo faltaría, para que sea "accesible para todos", exportarlo a un formato libre como .html o .pdf.

Se permite la reproducción de este artículo manteniendo la integridad del mismo, y siempre que se incluya el enlace a esta página como fuente de referencia.

Lo último de JASBAT